El día de tu boda tiene que ser perfecto y para esto las bodas en haciendas pueden ser lo más adecuado.

En México la mayoría de las haciendas fueron lugares de producción de todo tipo. Por ejemplo en Morelos eran azucareras, en Tlaxcala producían pulque, mientras que en Yucatán se dedicaban a la producción de henequen.

Con el paso del tiempo se han restaurado y acondicionado para diversos fines, entre ellos, las bodas. Son terrenos extensos conformados por un casco que es la parte más lujosa donde vivían los hacendados; así como, caballerizas, capillas, jardines, kioscos o fuentes que pueden adecuarse para la celebración.

Por eso, las bodas en haciendas cuentan una historia, con su arquitectura, sus espacios y jardines creando recuerdos para toda la vida. 

Hacienda en Yucatán de noche

Ventajas de las Bodas en Haciendas.

El espacio en las haciendas es amplio, por lo tanto las bodas en haciendas se prestan mucho para construir un lugar romántico y tener un momento único e inolvidable. Por lo regular tienen espacio para 200 o 350 personas en las áreas verdes o incluso cuentan con una mayor capacidad para tus invitados.

Una ventaja que ofrece el realizar las bodas en haciendas es poder dividir el lugar, ya que los espacios y jardines son muy amplios, esto permite realizar todo el festejo en un mismo lugar, así no te preocupas por el transporte de tus invitados.

Algunas haciendas que se encuentran en Yucatán y son ideales para las bodas son: la Hacienda Chichi Suarez, Hacienda Misné, Hacienda Dzibikak, entre otras. Las cuales tienen espacios muy amplios y su arquitectura vuelve el lugar mágico ideal para el día de tu boda.

Hacienda Misne

Otra ventaja de las bodas en haciendas es la decoración, por naturaleza las haciendas ya son bonitas y elegantes, para la decoración hay que aprovechar lo que el mismo lugar te brinda, los colores, los espacios, la misma ambientación natural le dan ese toque especial.

No hay nada más romántico que las haciendas para boda, se resalta la belleza de la arquitectura y el ambiente fresco y clásico que brinda el lugar.

¿Qué esperas para planear tu boda?